The collapse of Oil Prices (EN/ES)

Nowadays we are witnessing an “abundance oil” era. It seems that cheap oil is here to stay. This is happening within an economic slowdown context, mainly in emerging countries. Downward revisions by major institutions are constantly being updated, the World Bank has corrected the global growth forecast to 2.9%, from 3.3% predicted in June.

Currently, energy commodities are within an excess capacity scenario, as a direct result of years of low interest rates and expansive monetary policy carried out by central banks, and this is reflected in the price levels. Oil is no an exception. Having made significant investments in infrastructure, competition arrives and in a pro-cyclical sector such as energy markets, when costs go down, prices go down as well, and more efficient producers remain on the market.

In this article we will explain the main reasons of the oil downward trend.

A barrel of Brent, the European benchmark, is now worth about 70% less than the value reached in mid-2014, when trading was above 114$/bbl. In 2015, price slumped by 34%, and today oil is traded below 28 $/bbl. In this year, oil price have reached minimum of twelve years mainly due to the slowdown of China’s economy and Iran’s return to the market.

grafico11

However, it should be noted that, the evolution of futures market is discounting some increases for the coming years. Nevertheless the predicted values are far from the prices observed in forward curves from previous periods.

grafico21

The general opinion of investment agencies is clear and unanimous: the price of oil could remain in intervals of low prices, compared to those seen in previous years, for a long period of time. For this year, according to forecasts, it is not expected to exceed 60 $/bbl average. Even in the last days we have observed forecast of 20 $/bbl by several analysts, due to a possible devaluation of the Yuan.

2016 Oil prices forecast

grafico31

It is complex and imprecise making a long-term prices forecasting, and especially in a volatile market such as oil. The most important is to know the market trend. And the trend is negative, as a direct result of the combination of supply and demand.

On the one hand, we witness an oversupply due mainly to two factors:

– First, the impact of shale oil through the production technique of fracking in the US with investments carried out when oil traded at over 100 $/bbl. This fact has led US go from being the world’s largest importer of oil to become one of the leading exporters.

– Secondly, OPEC’s refusal to reduce production levels, led by Saudi Arabia decision in order to defend its market share. Production by OPEC countries has reached 31.5 mb overcome in the third quarter of 2015.

grafico41
Source: AIE, Oil Report 2015

On the other hand, demand outlook is weak. Currently, the slowdown and paradigm shift in Chinese economy model (second largest consumer of oil) to domestic consumption and towards service sector, and prospects of replacing oil as fuel in the transport sector, will make demand goes down. In this regard, the International Energy Agency (IEA) has already announced that “consumption of oil has reached a maximum in the third quarter of 2015 and growth in demand will slow (…)”. So, according to IEA analysis, global demand will continue to grow in 2016 but at a slower pace, up 1.2% over the 1.8% growth reached in previous year.

grafico51

grafico61

Oil supply: abundance and a greater diversification

Nowadays, we have a wider and more varied supply of oil.

Proved global oil reserves

grafico71
Bp Statistical Review of World Energy 2015.

The current excess of supply, which is around 2 million barrels per day according to the IEA, can be higher in the coming months taking into account Iran’s comeback to the markets, after the lifting of international sanctions on its nuclear program. It is expected to see 500,000 additional barrels on the market as a first stage and another 500,000 barrels in a second phase. It should also be noted that an important part of this offer will be targeted primarily to the Asian market, a market traditionally dominated by Saudi Arabia.

Furthermore, today we have a more diversified sources of oil supply. One of the consequences left by the last meeting of the member countries of OPEC, on December 4th, was the abandonment of acting as a cartel to set the price. For the first time, the market is not only following OPEC movements. Prices are no longer determined exclusively by this group of countries.

Fracking revolution has involved not only greater supply capacity, but lower dependence of consumers towards the Middle East. As can be seen for months, geopolitical conflicts in the region have lost influence on oil prices. In recent months we have witnessed political instability in Syria, Yemen, Venezuela, sanctions against Russia, conflicts between countries in the Middle East and the recent “war” between Iran and Saudi Arabia, terrorist attacks, etc., however, oil price has continued to decline. Thus, disputes between countries in the region are no longer bullish factors, the market today look to oversupply and, in that sense, the conflicts in the Middle East are less likely to involve major OPEC members can get an agreement on supply reduction.

Oil demand: energy efficiency and the end of oil monopoly; downward perspective.

While it is true that today the main factor influencing oil prices is the behavior of supply, it is important taking into account trends in demand. At the end of the day, prices and their evolution are set under the laws of both curves.

Thus, current low oil prices levels are not only due to oversupply, but a slowdown demand. While it is true that today’s oil consumption is at record highs (95 million barrels), the prospect of growth in demand is bearish, as mentioned before. This fact is also taken into account by the market and is one of the reasons prices may continue at low levels. In addition to the slowdown in oil-consuming countries, such as China’s case mentioned above, today’s energy model refers to a more efficient and sustainable growth. The present and future of the energy sector will be developed within a framework of sustainability. An indication of that are the points of agreement among the countries attending the climate summit in Paris (COP21), held at the end of last year. Replacing more polluting technologies power generation by more environmentally friendly, represents a priority of a model for free emissions growth that can enforce the goal of keeping the global temperature increase below 2 ° C for this century. Furthermore, countries like China and the US (the most polluting in the world) have changed their attitude towards environmental policies and programs taking important steps in reducing emissions.

In addition, the outlook of oil demand is weak due to the possibility for this fuel to be replaced by other sources. Currently, oil and its derivatives are primarily used as fuel for transport sector. In this role, oil has been 40 years without any competition in the market. Improvements in efficiency (which causes that primary energy demand does not increase despite economic growth) and technology will change this dynamic and will create competition.

Therefore, oil will face real competition in the transport sector, this new agents could be electric vehicles, natural gas vehicles or those that run on biodiesel, examples that currently are non-significant in the market but this will rapidly change, and it will have a significant impact on pricing. We should bear in mind that during the 1973’s oil crisis, oil was replaced by cheaper technologies such as natural gas, coal and nuclear to develop industrial production and power generation. We will see what will occur in transport sector. Clearly, the evolution of transport with alternative fuels will progress according to geographical regions. For example, the higher price of natural gas in Europe compared to the US (almost double) will prevent development at the same rate.

Thus, what we expect for oil prices? As mentioned before, the most important is to know the trend of supply and demand, which shows no signs of change. Can we see prices around 20$/bbl in the coming months? Or prices around the 50$-60$/bbl? both scenarios are possible. However, as mentioned throughout this article, both oversupply and weak demand will continue to be the main characters for a certain period of time. The oversupply will maintain the upward trend due to new market participants and the battle to gain market share, while demand will remain weak as a result of the slowdown in emerging countries and energy efficiency, which represent a main role in developed countries. Today 40% less primary energy is demand to produce one unit of GDP.

The oil-producing countries will have to adapt to the new environment of lower prices and compete for market share, this fact will bring economic efficiency and benefit to last resort consumers.

Author: Enrique Battistini | Energy Procurement Consultant.

_________________________________________________________________

[Versión Español]

Nos encontramos en una época de abundancia de petróleo, parece que el crudo a bajos precios ha llegado para quedarse durante un tiempo. Esto sucede en un contexto de ralentización económica, principalmente en los países emergentes. Las revisiones a la baja por parte de las principales instituciones son constantes, la más reciente llevada a cabo por el Banco Mundial para este año ha corregido la previsión de crecimiento global hasta el 2,9%, desde el 3,3% que pronosticaba en el mes de junio del año pasado.

En la actualidad, el mercado de las commodities energéticas se desarrolla en un escenario donde existe un claro exceso de capacidad, como consecuencia directa de años de tipos de interés bajos y expansión monetaria, y esto se ve reflejado en los niveles de precios. El petróleo no es la excepción. Una vez hechas las notables inversiones en infraestructura llega el momento de la competencia y, en un sector pro cíclico como es el energético, cuando los costes bajan, los precios bajan y los productores más eficientes se quedan en el mercado. Es justamente esto lo que estamos viendo en el mercado del petróleo.

En este artículo explicaremos los porqués de la evolución bajista del precio del petróleo.

El barril de petróleo Brent, de referencia para Europa, vale hoy en torno a un 70% menos que el valor alcanzado a mediados de 2014, cuando cotizaba por encima de los 114$/bbl. En 2015, la cotización se hundió un 34%, y a día de hoy cotiza en torno a los 28$/bbl. En lo que llevamos de ejercicio se han alcanzado mínimos de doce años ante la inestabilidad que ha generado las revisiones a la baja del crecimiento de la economía China y el reciente regreso de Irán al mercado del petróleo.

grafico11

No obstante, cabe señalar que, si observamos la evolución de las curvas en los mercados a plazo, se puede apreciar que el mercado está descontando algunas subidas para los próximos años. Aunque los valores previstos quedan alejados de los valores observados en curvas forward de periodos anteriores, a pesar de que la situación de contango es mayor hoy que hace un año.

grafico21

La opinión generalizada de las agencias de inversión es clara y unánime: el precio del petróleo podría mantenerse en intervalos de precios bajos, comparados con los vistos en años pasados, durante un largo periodo de tiempo. Para este año, según la mayoría de previsiones, no se espera que sobrepase los 60$/bbl de valor medio. Incluso, en los últimos días vemos pronósticos de 20$/bbl por parte de varios analistas, ante una posible devaluación del Yuan, entre otros factores bajistas. 

2016 Oil prices forecast

grafico31

Resulta complejo y poco preciso realizar una previsión de precios a largo plazo, y más aún en un mercado tan volátil como es el del petróleo. No sirve de mucho concluir en qué porcentaje va a caer o subir el precio del crudo, lo importante es conocer la tendencia que presenta el mercado. Y la tendencia es negativa, como consecuencia directa de la combinación de oferta y demanda.

Por un lado, somos testigos de un exceso de oferta debido principalmente a dos factores:

–        En primer lugar el impacto del shale oil a través de la técnica de producción del fracking en EEUU con una oleada de inversiones, llevados a cabo cuando el petróleo cotizaba a más de 100$/bbl. Este hecho ha llevado a EE.UU a pasar de ser el principal importador mundial de petróleo a convertirse en uno de los principales exportadores. Este hecho da cuenta de la importancia del boom del fracking para el mercado.

–        En segundo lugar, la negativa de disminuir los niveles de producción por parte de los países miembros de la OPEP (40% del suministro mundial), decisión encabezada por Arabia Saudí en su lucha por mantener su cuota de mercado. La producción por parte de los países de la OPEP ha alcanzado superar los 31,5 mb en el tercer trimestre de 2015.

grafico41
Source: AIE, Oil Report 2015

Por otro lado, la perspectiva de la demanda es débil. Dos son los factores principales que la llevan a esta tendencia:

–        Actualmente China (segundo consumidor mundial de petróleo y que ha liderado la demanda durante la última década) está experimentando una ralentización de su economía, con correcciones a la baja en su crecimiento esperado. Queda por ver, en los próximos días, la publicación del PIB en China durante 2015, pero todas las previsiones apuntan a un crecimiento por debajo del 7%, objetivo esperado. El propio gobierno chino ha afirmado que no espera crecer por encima del 6,5% durante el periodo 2016-2020. Por su parte, el país asiático ya ha puesto en marcha su cambio de modelo de crecimiento, basado hasta ahora en la exportación, industria e inversión, que dará paso al sector servicios y al consumo doméstico. A esto se añade su reciente política de devaluación del Yuan. Un Yuan más débil implica el encarecimiento del petróleo, puesto que este cotiza en dólares. Así, la devaluación de la moneda China se convierte en otro factor adicional que pueda afectar al consumo de petróleo y por tanto hundir aún más su precio.

–        Por otro lado, las perspectivas de sustitución del petróleo como combustible en el sector del transporte en los próximos años, provocará que este combustible no sea el único a utilizar; el petróleo perderá cuota de mercado en este sentido.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ya ha anunciado que “el consumo de petróleo ha alcanzado un tope en el tercer trimestre de 2015 y el crecimiento de la demanda se ralentizará (…)”. Para dicha Organización la demanda mundial continuará su crecimiento en 2016 pero a un ritmo menor, de +1,2% respecto al año anterior, frente al crecimiento de +1,8% pasado. Además, la Agencia Internacional afirma que prevé que hasta 2020 la demanda de petróleo no alcanzará el millón adicional de barriles diarios.

grafico51

grafico61

Oferta: abundancia y mayor diversificación del suministro

En la actualidad observamos una oferta cada vez mayor y, lo más importante, cada vez más diversificada.

Reservas probadas de petróleo

grafico71
Bp Statistical Review of World Energy 2015.

El exceso de oferta actual, que se sitúa en torno a los 2 millones de barriles al día según la AIE, puede verse agravado con el regreso de Irán a los mercados, luego del levantamiento de las sanciones internacionales a su programa nuclear. Se espera que veamos 500.000 barriles diarios adicionales en el mercado en una primera fase (dos meses después del levantamiento de las sanciones) y otros 500.000 barriles en una segunda fase (a los seis meses desde que Irán podrá producir). Cabe señalar además que una parte importante de esta oferta irá destinada principalmente al mercado asiático, mercado dominado tradicionalmente por Arabia Saudí.

Además del evidente exceso de oferta, hoy tenemos mayor diversificación en las fuentes de suministro de petróleo. Una de las consecuencias que dejó la última reunión de los países miembros de la OPEP, el pasado 4 de diciembre, fue, de forma implícita, el abandono de actuar como un cártel de cara a la influencia tradicional que ejerce sobre la cotización del crudo. Por primera vez, el mercado sigue atento a movimientos no solo de los países miembros de la OPEP. Los precios ya no son determinados en exclusiva por este conjunto de países.

La revolución del fracking ha implicado no solo mayor capacidad de suministro, sino una menor dependencia de los consumidores hacia los países de Oriente Medio. Como se puede ver desde hace meses, los conflictos geopolíticos en dicha región han perdido influencia en los precios del petróleo. En los últimos meses hemos sido testigos de inestabilidad en Siria, Yemen, Venezuela, sanciones a Rusia, conflictos entre países de Oriente Medio como el reciente entre Irán y Arabia Saudí, ataques terroristas, etc., y el petróleo no ha hecho más que caer. Así, las disputas entre países de esta región han dejado de representar factores alcistas, hoy en día el mercado mira a la sobreoferta y, en ese sentido, los conflictos en Oriente Medio implican menos probabilidad de que los principales países miembros de la OPEP puedan llegar a un acuerdo de reducción del suministro.

Demanda: la eficiencia energética que viene y el fin del monopolio del petróleo; perspectiva a la baja.

Si bien es cierto que en la actualidad el principal factor de influencia sobre el precio del petróleo es el comportamiento de la oferta, es importante, de cara al análisis de perspectiva, tener en cuenta la tendencia de la demanda. Al fin y al cabo, los precios y su evolución se forman por las leyes de ambas curvas.

Así, los niveles bajos de precios del petróleo que podemos observar en estos momentos no solo se deben a un exceso de oferta, sino a una demanda que presenta una ralentización en su crecimiento. Si bien es cierto que hoy en día el consumo de petróleo se encuentra en sus máximos históricos (95 millones de barriles diarios), la perspectiva de crecimiento de la demanda es bajista, como se ha mencionado antes. Este hecho también es tenido en cuenta por el mercado y es una de las razones por la que los precios pueden continuar en niveles bajos. Además de la ralentización de los países consumidores de petróleo, como el caso de China comentado anteriormente, hoy en día el modelo energético alude a un crecimiento más eficiente y sostenible. El presente y futuro del sector energético se desarrollará en este marco de sostenibilidad. Señal de ello son los puntos de acuerdo entre los países asistentes a la cumbre del clima de París (COP21), celebrada a finales del pasado año. La sustitución de tecnologías de generación eléctrica más contaminantes por unas más respetuosas con el medioambiente, objetivo prioritario de cara a un modelo de crecimiento libre de emisiones, que pueda hacer cumplir la meta de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2ºC durante este siglo. Además, países como China y EE.UU (los más contaminantes a nivel mundial) han cambiado de actitud respecto a políticas medioambientales y llevan en sus programas importantes medidas de reducción de emisiones.

Además, la demanda del petróleo presenta una perspectiva débil producto de la posibilidad que tiene este combustible a ser sustituido por otras fuentes de suministro. Actualmente, el petróleo y sus derivados se utilizan fundamentalmente como combustible para el sector del transporte. En este papel, el petróleo lleva 40 años sin competencia real. Las mejoras en la eficiencia (que provoca que la demanda  de energía primaria no aumente a pesar del crecimiento económico), la tecnología y las fuentes de sustitución en el combustible de transporte, como el gas natural, harán cambiar está dinámica y creará competencia.

Por tanto, el petróleo se enfrentará a competidores reales en el sector de los combustibles de transporte como son los vehículos eléctricos, de gas natural o aquellos que funcionan con biodiesel, ejemplos que en la actualidad son poco representativos en el mercado pero que no tardarán demasiado en ganar cuota que, por pequeñas que sean, pueden tener un importante impacto en la capacidad de fijar precios. Cabe recordar que, durante la crisis del petróleo de 1973, el crudo ya fue desplazado de la producción industrial y de la generación eléctrica por tecnologías más baratas como el gas natural, el carbón o la nuclear por sus elevados precios, habrá que ver lo que sucede en el sector del transporte. Evidentemente, la evolución de los medios de transporte con combustibles alternativos al petróleo progresará de manera dispar según las regiones geográficas. Por ejemplo, el mayor precio del gas natural en Europa respecto a EEUU (prácticamente el doble) impedirá un desarrollo al mismo ritmo de vehículos movidos por dichos combustibles alternativos.

¿Qué precios esperamos para el petróleo? Como se ha mencionado antes, lo importante es saber la tendencia de la oferta y de la demanda más que el precio al que estará fijado el petróleo, y estas tendencias no presentan señales de cambiar en un futuro cercano. ¿Podremos ver precios en torno a los 20$/bbl en los próximos meses, o precios en torno a los 50$-60$/bbl?, ambos escenarios son posibles. Veremos si estas subidas o caídas en las cotizaciones se cumplen o, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, estamos ante errores de previsión. No obstante, y como se ha mencionado a lo largo de este artículo, tanto la sobreoferta como una débil demanda seguirán siendo los protagonistas durante un tiempo. La oferta seguirá siendo abundante gracias a los nuevos participantes en el mercado y la lucha por ganar cuota, mientras que la demanda seguirá siendo débil como consecuencia de la ralentización de las economías de los países importadores y de la eficiencia energética, que cada vez cobra mayor protagonismo en los países desarrollados. Hoy en día se necesita un 40% menos de demanda de energía primaria para producir una unidad de PIB.

Los países productores de petróleo se tendrán que adaptar al nuevo entorno de precios bajos y competir por su cuota de mercado, lo cual traerá eficiencia económica y beneficio para los consumidores finales.

Author: Enrique Battistini | Energy Procurement Consultant.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s